Menú principal

Qué hacer si tu piso no se vende

piso no se vende

El cartel de “se vende” cuelga de las ventanas de numerosos inmuebles desde hace meses e, incluso, años. Con la llegada de la crisis y el estallido de la burbuja inmobiliaria, muchos propietarios decidieron poner a la venta sus viviendas antes de que los precios bajasen más. El sector ha experimentado una pequeña recuperación, puesto que la compraventa de pisos aumentó un 12,1% en el segundo trimestre del año en comparación con el mismo período de 2013, pero está muy lejos de alcanzar las cifras de antaño. Si tu piso no se vende, puede deberse a varios factores que te explicamos a continuación.

El problema más habitual es el precio de la vivienda. Un porcentaje elevado de los propietarios opina que siempre es posible reducirlo y tira por lo alto, estableciendo una cantidad que no se corresponde con el estado del inmueble. Fijar un precio demasiado elevado supone que los potenciales compradores descarten, de inmediato, esa opción. Y, cuanto más tiempo pase un piso sin vender, más habrá que rebajar la cantidad que se pide por él porque tendrá menos valor.

Valoración errónea

Si un piso no se vende desde hace más de dos años, lo más probable es que su valoración sea errónea. Es decir, su precio no equivale a las prestaciones que ofrece ni se ajusta a su ubicación. Para fijar una cantidad adecuada, es conveniente actualizarla cada dos o tres semanas y comprobar la cantidad de avisos de posibles compradores que se reciben con cada revisión.

Aparte de establecer un precio muy por encima de su valor, otro error que cometen los propietarios con frecuencia es el de no adecuar la vivienda. Parece algo de sentido común, pero hay personas que quieren vender su piso y no se molestan en adecentarlo. En este sentido, es imprescindible limpiar a fondo las estancias, retirar los muebles y los objetos rotos o con desperfectos, eliminar los malos olores y permitir que pase la máxima cantidad de luz posible.

Información detallada

Los propietarios también deben tener en cuenta los canales que utilizan como reclamo. Si bien tradicionalmente los potenciales compradores se enteraban por los carteles colgados en las viviendas de los pisos que estaban en venta, ahora suelen recurrir, de forma mayoritaria, a las bolsas de inmuebles que tienen las inmobiliarias. En este punto, adquieren gran importancia las redes sociales.

Por este motivo, es recomendable ofrecer una información detallada acerca de las características del piso, ya que aquellos que apenas tienen datos aparecen en los últimos puestos de las búsquedas. Incluir varias fotos (y, mejor aún, vídeos) es otro punto extra, así como adjuntar una descripción de los servicios que se encuentran en la zona. Para deshacerse de un piso que no se vende también es positivo ofrecer facilidades para ver la casa y tener la documentación en regla (certificado energético, IBI, registro de la propiedad…).

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>