Menú principal

Conoce las nuevas ayudas al alquiler

nuevas ayudas al alquiler

Las nuevas ayudas al alquiler ya han entrado en vigor. Desde el pasado 4 de diciembre, son efectivos estos nuevos subsidios que se enmarcan dentro del Plan de Vivienda 2013-2016, puesto en marcha por el Ministerio de Fomento en colaboración con las comunidades autónomas. Con esta actuación pública, que llega con bastante retraso respecto a las previsiones iniciales, se mantienen las ayudas a los préstamos hipotecarios que existían hasta ahora, pero desaparece la categoría de Vivienda de Protección Oficial (VPO) en propiedad.

El objetivo principal de este plan estatal es promover las viviendas en régimen de alquiler de carácter público y el acceso de los ciudadanos a los hogares alquilados. Para poder optar a las nuevas ayudas al alquiler, es necesario cumplir una serie de requisitos. En primer lugar, el solicitante tiene que ser titular del contrato de arrendamiento de una casa, que debe ser su residencia fija.

Tope de ingresos

Como es habitual en este tipo de subvenciones, el Gobierno establece un límite en los ingresos de las personas que residan en la vivienda objeto de la ayuda, aunque no todos figuren como titulares en el contrato de arrendamiento. Es lo que se conoce como unidad de convivencia. De esta manera, las administraciones quieren asegurarse de que los ciudadanos más desvalidos sean quienes reciban las nuevas ayudas al alquiler, puesto que hasta este momento se concedían a título individual.

Así, los ingresos máximos de la persona que pide la ayuda no pueden superar los 1.600 euros mensuales (menos de tres veces el IPREM), aproximadamente, es decir, los 22.365 brutos anuales. Sin embargo, los topes de ingresos varían en función del número de individuos que convivan en la misma vivienda de manera permanente. Así, el titular del contrato de alquiler computa por una vez el IPREM (532 euros), mientras que los miembros de 14 años o más lo hacen por 0,5 veces el indicador y los menores de esa edad por 0,3 veces.

Para recibir esta ayuda, es imprescindible que la renta no supere los 600 euros mensuales. Asimismo, las comunidades autónomas, que son las encargadas de gestionar estas subvenciones, están autorizadas a fijar un tope más bajo. La cuantía percibida puede ser, como máximo, del 40% de la renta, con un límite de 2.400 euros al año. Las ayudas al alquiler serán concedidas por un período máximo de un año, aunque existe la posibilidad de prorrogarlas hasta el 31 de diciembre de 2016, cuando finaliza el plan.

Escribe un comentario

Puedes usar: Etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>